FAQ/1 Preparativos: ¿Por dónde empiezo?

Cuesta creerlo, lo sé. Cada vez que alguien me pregunta por los preparativos y le digo que en realidad es muy fácil, siempre me devuelven una mirada incrédula. Deben pensar: “no quiere revelar sus secretos” o “mírale, pecando de falsa modestia”.

Pero la realidad es otra y aunque en un primer momento pueda parecer todo lo contrario, los preparativos para un Gran Viaje como este fueron bastante sencillos. Aquí tienes en 5 puntos las cosas que no se te pueden pasar.

1. Pasaporte & Visados

1.1. Pasaporte

Pasaporte Español

Tu Pasaporte es uno de los bienes más preciados de tu equipaje y sin él (más allá de las fronteras europeas si eres español) no llegarás muy lejos. Así que antes de marchar asegúrate de que tu Pasaporte cumpla estos 3 requisitos básicos:

[faq-toggle title=”Validez” color=”gray”]

En la mayoría de países, para conseguir un visado, se exige que el pasaporte tenga una validez mínima de 6 meses antes de su fecha de caducidad. Por lo tanto, si piensas viajar 10 meses y quieres asegurarte de que no tendrás ningún problema, tu pasaporte debería tener una validez de, por lo menos, 16 meses a partir de tu fecha de partida.

Sepas que si te quedan 8 meses y empiezas tu viaje en tres semanas, no vale con decir que has perdido el pasaporte, hacerte uno nuevo y listos. El nuevo pasaporte seguiría teniendo la misma fecha de caducidad que el que “perdiste”. Para renovar un pasaporte por 5 o 10 años, aún estando en España, le tienen que quedar menos de 6 meses.

¿Y si me caduca durante el Viaje?

Pues eso es exactamente lo que me ocurrió a mí…

Si durante la ruta llegara el punto en que a tu pasaporte le quedaran menos de 6 meses tendrías que dirigirte a la Embajada Española* en el país. Allá te renovarán el pasaporte PERO este proceso puede durar entre 2 y 6 semanas (debido a los recortes presupuestarios). PERO, a más a más, debes saber que en principio esta renovación de pasaporte sólo es válida para 9 meses más a partir de la fecha de caducidad de tu pasaporte antiguo. Si quieres que te lo renueven para 10 años deberás hacer el trámite en España. PERO esto es lo que me dijeron e hicieron en Kuala Lumpur -Malasia-, y cuando tuve que volver a renovarlo en Nueva Delhi -India- me lo renovaron ya para 10 años!? …This is Spain…

* Si no eres español y te encuentras en esta situación pregunta bien antes de partir.[/faq-toggle]

[faq-toggle title=”Immaculado” color=”gray”]

Tu pasaporte tiene que estar perfectas condiciones y de una sola pieza, así que cómprale una buena funda y una buena bolsa impermeable para protegerlo de posibles daños.

¿Y si le ocurre algo durante el Viaje?

Pues eso es exactamente lo que me ocurrió a mi…
Durante una agónica subida a los Montes de Huangshan, bajo el diluvio de un tifón, mi pasaporte quedó completamente empapado. Tanto que la cubierta se rompió y en un acto de pura inconsciencia lo solucioné con una grapa. Seguí mi viaje, llegué a Hong Kong, crucé la frontera y cuando fui al aeropuerto para tomar el avión de vuelta a casa, el control de aduanas me decía que un pasaporte roto en esas condiciones no era válido y que por lo tanto no podía salir del país. Lo había hecho todo tan chapuceramente, estaba tan agotado y me daba todo tan igual que al final, un poco por lástima, me dejaron pasar. Tuve suerte, pero la cosa se podía haber complicado y mucho, a fin de cuentas, técnicamente viajaba sin pasaporte…

Si alguna vez te ocurriera esto, el protocolo es sencillo: vete directo a tu Embajada en el país a la espera de un nuevo pasaporte o de un salvoconducto.[/faq-toggle]

[faq-toggle title=”Sin Oficio” color=”gray”]

Una de las preguntas típicas en los formularios de los visados hace referencia a tu profesión. Ten en cuenta que en muchos países la libertad de prensa es percibida como un peligro desestabilizador, así que si quieres entrar en China, Myanmar o países similares con dictaduras instauradas, mejor no digas que eres periodista o fotógrafo. No sólo te pueden denegar el visado, también puede ocurrir que te permitan la entrada pero que eso quede escrito en tu pasaporte y que en un futuro, en otro país, tengas problemas para entrar.[/faq-toggle]

1.2. Visados

En un viaje largo de estas características los visados se consiguen sobre la marcha. Es relativamente fácil y al final lo más importante es hacer una buena búsqueda por internet* (googlear, por ejemplo, “laos visa”) o aún más fácil: consultarlo en la Guía de Viajes. Ten en cuenta que las condiciones pueden variar de un año para otro. Algunos visados se pueden hacer en la frontera misma (on arrival) rellenando el formulario** de turno y otros exigirán una visita previa a la embajada del país (India, por ejemplo).

Cómo siempre añadir que preguntar a otros viajeros que están en ruta y que ya pasaron por ahí es la forma más sencilla de tener información actualizada.

Los foros de Lonely Planet son una buena fuente de información fresca por la que siempre me dejo caer.
** Para ahorrarte tiempo en estos trámites es bueno llevar siempre unas cuantas fotos de carnet extra (suelen ser dos por visado).

2. Vacunas

El tema de la vacunas es de los más fáciles (al menos en España). Somos un país rico y nos las podemos permitir (durante el viaje irás descubriendo la suerte que tienes…). Lo único que tienes que hacer es ponerte en contacto con el Centro de Vacunación Internacional más cercano y pedir hora. Es importante tener en cuenta que la política sanitaria actual en España en esta materia implica que cada uno reciba tratamiento en la comunidad autónoma en la que esté empadronado.

Vacunas

Ten en cuenta que justo antes de los períodos de vacaciones puede estar todo muy lleno, y no sólo eso. Hay algunas vacunas (por ejemplo la rabia) que necesitan de varios recordatorios separados por un par de semanas. Su coste es irrisorio porque tenemos la suerte de tener una buena Sanidad Pública, y a más a más son tan majos que te aconsejarán sobre el botiquín y las medidas sanitarias de precaución a tener en cuenta dependiendo de la zona donde viajes. Te darán también tu cartilla de vacunación, un documento importante a tener siempre a buen resguardo durante el viaje.

¡No te despistes! Que no te pase como a mí, que me pusieron el último recordatorio de la vacuna de la rabia justo el día antes de partir y tuve un inicio de viaje agónico.

3. Billete

Hay mucho mito alrededor del Arte de Buscar Vuelos, pero al final, es como todo: el que sabe y el que encuentra es porque invirtió más tiempo y afinó su olfato. Nada más, no hay recetas mágicas. Si peinas con tiempo y periódicamente la red a la búsqueda de tu billete de viaje acabarás por: 1. Tener criterio (saber cuánto suelen valen los billetes) y 2. Encontrando tu oferta (mientras más busques más posibilidades tienes de encontrar).

Avión Antiguo

Aquí te dejo algunos puntos de partida a partir de los cuales podrás dar comienzo a la caza del billete más barato:

[faq-toggle title=”Buscadores de Vuelos” color=”gray”]

La forma más sencilla de encontrar un billete de avión barato es usando Buscadores. Éstos son páginas web que consultan muchas, si no todas, las bases de datos de la compañías aéreas y agencias de viajes online para ofrecerte el mejor precio.

Aquí te dejo una pequeña selección:

Buscadores

Liligo.com
Momondo
> Kayak
> eDreams
> Skyscanner

Buscadores Regionales

> Ctrip & Elong (China)
> Cleartrip & MakeMyTrip (India)

Low Cost

> Air Asia (Sureste Asiático)
> Air Arabia (Oriente Medio & Sur de Asia)

[/faq-toggle]

[faq-toggle title=”Destino Abierto” color=”gray”]

Otra manera de viajar es dejar que sea el destino el que te escoja a ti en función del presupuesto y de la alineación planetaria del momento. ¿Qué mejor manera que echarle un vistazo al mapa del mundo y ver de una sola vez los precios a tus potenciales destinos?

A partir de ahí: la Aventura. Porque la aventura, las vivencias y las historias que oír para contar están esperándote en cualquier rincón del mundo.

Hay varias opciones similares en la red pero yo te propongo el Explorer de Kayak.[/faq-toggle]

[faq-toggle title=”Round The World Ticket” color=”gray”]

Si tu plan de viaje es dar la vuelta al mundo, esta opción seguro que te interesa. Son los Round the World Tickets que funcionan dentro de estas dos alianzas de aerolíneas: StarAlliance y OneWorld. Estos billetes te permiten organizar una vuelta al mundo con varias condiciones y limitaciones, pero implicando un gran ahorro:

1. Sólo puedes viajar hacia Este o hacia Oeste.
2. Tienes que cruzar una vez el Océano Pacífico y otra vez Atlántico.
3. Los destinos son fijos a la hora de elegir el viaje pero hay flexibilidad total para moverlos en las fechas, siempre y cuando haya huecos libres y siempre y cuando se usen en un máximo de un año. El billete, por lo tanto, caduca en un año.

A pesar de resultar una oferta atractiva, personalmente es algo que difícilmente haría. Viajar tanto en tan poco tiempo tiene un montón de virtudes, pero es justo lo contrario que me gusta hacer: moverme lentamente por un país disfrutando sus pequeñas grandes cosas. Cada país es un mundo y este mundo tiene muchos países. Recorrerlo en un año me resultaría agotador.[/faq-toggle]

4. Seguro de Viaje

He aquí uno de los eternos debates en el mundo viajero… ¿Vale la pena gastarme dinero en un seguro de viaje si ya soy una persona precavida? ¿Cualquier tipo de seguro vale? ¿Cómo me hago un seguro?

[faq-toggle title=”¿Porqué hacerse un seguro de viaje?” color=”gray”]

Pues para viajar más tranquilo, y para los que se quedan en casa puedan estarlo también, así de sencillo.

En casi 20 meses de viaje, tras trekkings en zonas remotas, inmersiones, cientos de horas en bus por carreteras de locos, después de mil historias, lo peor que me ocurrió en el viaje fueron unas diarreas en Kolkata, un poco de fiebre en Varanasi y una infección de garganta en el Campo Base del Everest. Nada que no se curara con unos antibióticos y unos antidiarreicos. Y aún así invertí unos 1400€ en seguros de viaje, casi un 10% del gasto total.

Puede que parezca una cantidad excesiva, pero tras haber hablado con un montón de viajeros y haber comprobado lo caro que te puede salir un imprevisto en un buen hospital cuando la situación se complica, al final un buen seguro te parece barato.

Ciertamente yo opté por un seguro que me cubría absolutamente todo tipo de actividad y todo tipo de imprevisto. Puedes apostar por seguros más económicos siempre que revises las condiciones, pero en última instancia para mí sería un error viajar sin Seguro de Viaje.

[/faq-toggle]

[faq-toggle title=”¿Cómo hacerse un seguro de viaje?” color=”gray”]

No podría ser más sencillo, bastará con 5 minutos. Sólo necesitas una Tarjeta de Crédito y acceder a la web de la aseguradora que hayas escogido. Yo usé WorldNomads.com porque tenía referencias previas de su buen servicio, aunque de primera mano no te puedo decir nada porque por suerte no lo usé.

Si quieres ahorrarte hasta un 10% en tu compra puedes probar a buscar Códigos de Promoción googleando “worldnomads promotional code”.[/faq-toggle]

5. Tarjetas de Crédito

Durante todo el viaje nunca tuve problemas con el dinero, siempre había algún cajero electrónico cerca. Claro que si te vas a una isla desierta en las Togian no lo encontrarás, o si te pierdes un par de semanas por los Himalayas también lo tienes complicado. Pero si andas mínimamente atento a lo que diga la guía de viajes de turno y a tu sentido común, siempre te podrás anticipar a esos lugares remotos sin cajeros.

Tarjeta de Crédito Mochilera

[faq-toggle title=”¿Qué tarjeta me llevo?” color=”gray”]

Yo partí con una de cada:
> Tarjeta de Débito VISA Electron*: El 90% de las transacciones (sacar dinero del cajero automático) las realicé con esta tarjeta y no tuve ningún problema. Era la que llevaba en la cartera, siempre encima.
> Tarjeta Crédito VISA*: Fue la que usé para la compra de billetes de avión y pagos por Internet. Iba guardada en una bolsa impermeable (junto al pasaporte) que siempre llevaba conmigo en la mochila pequeña.
> Tarjeta Crédito Master Card*: La llevé por precaución, porque en algunos foros había leído sobre lugares donde no aceptaban VISA. Nunca me encontré con la necesidad de recurrir a ella porque siempre pude operar con VISA. Iba guardada en una bolsa impermeable (junto al pasaporte) que siempre llevaba conmigo en la mochila pequeña.
* Ambas tarjetas VISA estaban asociadas a cuentas de la Caja de Arquitectos. No tuve mayores problemas y en los menores me ayudaron eficazmente via email.
** La tarjeta Master Card vinculada a Caixa del Penedés resultó INÚTIL por incompetencia, entiendo, de esta entidad bancaria. Nunca pude retirar dinero en ningún cajero en los varios países en los que lo intenté.[/faq-toggle]

[faq-toggle title=”Las Comisiones” color=”gray”]

Uno de los principales reparos a la hora de viajar con tarjeta de crédito/débito en vez de viajar con todo el dinero en efectivo e ir cambiando, son las famosas comisiones.

Yo viajé siempre con tarjeta de crédito/débito, siempre anoté lo cambios que registraban mis salidas de dinero y siempre los anduve comparando con los cambios que ofrecían las oficinas que veía por la calle. Los cambios, y por lo tanto las comisiones, que me daba mi tarjeta eran prácticamente los mismos que los cambistas sobre el terreno.

Por este motivo, si tuviera que hacer el viaje lo haría exactamente igual, con la excepción y la precaución de llevar una reserva en efectivo de 150€ o 200$ para emergencias.[/faq-toggle]

[faq-toggle title=”Bancos & cuentas corrientes” color=”gray”]

> Como precaución se recomienda tener dos cuentas corrientes en entidades diferentes. Así evitamos quedarnos colgados si hay algún incidente. Yo anduve con 2 y al final no necesité nunca la segunda.

> Otra buena consideración es que alguien de confianza en casa (padres, amigos, novia,…) tenga acceso a nuestras cuentas en el caso que fuera necesario hacer gestiones de cuerpo presente.

> Por último, y muy importante, nuestro banco/caja de ahorros DEBE GARANTIZARTE que tu tarjeta es operativa en el extranjero para uso corriente en cajeros automáticos. En mi caso, con Caixa del Penedés, me engañaron vilmente para captar mis escuálidos ahorros prometiéndome el correcto funcionamiento de mi Tarjeta de Crédito MasterCard. La tarjeta no funcionó, mis padres me trajeron una nueva que tampoco funcionó, y luego me contaron una monserga sobre chips. Las tarjetas de la Caja de Arquitectos nunca fallaron.

Si todo falla, no te apures. Estamos en un mundo globalizado lleno de trabajadores inmigrantes que mandan dinero a sus países de origen, por lo que resulta relativamente fácil hacer uso de servicios tipo Western Union. Si la ira de los dioses descendiera sobre ti, pero tienes a alguien al otro lado, siempre te podrán mandar dinero pagando una comisión cara pero razonable.[/faq-toggle]