GraffCity. Yogyakarta, Indonesia

…viene del post anterior, Te soñé otra

Y es que no hay 2 sin 3.

Jogja se distingue de todas las demás ciudades del sureste asiático porque parece ser que los jóvenes de hoy tomaron el relevo de las artes de ayer. El pueblo que se resistió a ser ciudad no pudo escapar a su destino, o a su pasado. Seguiría siendo pueblo pero los recortes de muros de ciudad hablan por sí mismos.

No diré más porque las imágenes lo cuentan todo –al menos para mí y para el que quiera y sepa escuchar- y porque ya hablé de ello en una Postal que ya entonces gritaba Achtung! Acthung! –¡Atención! ¡Atención! en alemán-.