Blai Taberner © 2012 . All rights reserved.

Referentes. Blai Taberner en “Una vida en mil viajes”

Ayer hablé con Blai. Él sigue su viaje, yo el mío. Ayer Blai andaba por Xian, en China, mientras yo tomaba el fresco frente al lago Maninjau en Sumatra. Chateamos un rato como si nos conociéramos de toda la vida pero la verdad es que fue en este mini-universo virtual de viajeros blogueros donde nuestros caminos se cruzaron. Cosas de la vida y del viaje quisieron que coincidiéramos una noche en Bangkok y que nos encontráramos en el infame Khaosan Road para tomar una cerveza en uno de los callejones adyacentes con los Hermanos León, viajeros como la copa de un pino pero que viajan en silencio, sin blogs ni audiencias.

¿Con qué me quedo de Blai? Pues me quedo con la foto que me mandó para este post. Una imagen vale mil palabras y en esta foto se puede ver que ante todo hay energía y ganas, muchísimas ganas. Ganas de ver mundo y de aprender, de exponerse a la realidad para dejarse moldear. Ganas de crecer sin dejar de ser joven -ambas cosas sí son compatibles- y ganas de compartir. Me gusta como cuenta las cosas, de manera ágil, amena y personal. Y me gustan también sus fotos y comprobar como va mejorando a marchas forzadas en este campo. Parece ser que Blai, más que crecer, se está expandiendo, y aunque pueda parecer lo mismo no lo es.

Tras dejarse caer por su blog, “Una vida en mil viajes”, todo el mundo destaca su corta edad. Blai tiene 18 años y ha viajado un montón. Primero con su familia y finalmente consigo mismo. En septiembre empezará Antropología en la Universidad -formación perfecta para un adicto a los viajes- y dentro de un mes aterrizará en Barcelona tras 6 meses por Asia. Pero lo más interesante de Blai no su fecha de nacimiento, para mí lo más intersante de Blai es su actitud.

Al leer un blog tienes la sensación que conoces a una persona. Te parece que por sus fotos y sus escritos te puedes hacer una idea de cómo es. Con Blai creía lo mismo y pensaba que iba a encontrar a un post-adolescente viviendo a mil revoluciones por minuto, pero no. Blai es un tipo calmado, tranquilo, se le ve muy sereno y tiene pinta de saber escuchar. En Bangkok no coincidimos más que un par de horas, pero tengo claro que nos quedan unas cuantas birras pendientes cuando volvamos a encontrarnos por Barcelona, Granollers o Mataró. O puede que sea en Varanasi, en Teherán o Istambul, quién sabe. Mientras tanto el seguirá su camino y yo el mío y ambos se cruzarán en el punto donde las ganas de soñar lo pueden todo.

Como reza en su blog y predica con su ejemplo: “los sueños están para ser cumplidos, y lo mejor de todo, es que los sueños se cumplen“. Fins la propera company!

Y a continuación la micro-entrevista a Blai Taberner en “3 preguntas con sus 3 respuestas”…

1. ¿Qué significa para ti “Una vida en mil viajes”?

Para mí, “Una Vida en Mil Viajes” significa un sueño, una meta, un objetivo. Aspiro a vivir una vida cargada de viajes, de nuevas experiencias y sobre todo de nuevos aprendizajes constantes. Es por ello que “Una Vida en Mil Viajes” es la plasmación del camino que espero, algún día me lleve a esta meta. Aunque bien mirado, quizás este día nunca va a llegar, pues el camino puede ser infinito y la meta simplemente una fantasía.

2. ¿Qué es lo que te gusta de tu Blog?

Me gusta mi blog precisamente porque es mío. Muy mío. Me explico: hay centenares, por no decir miles, de blogs de viajes en la actualidad, pero la gran mayoría de ellos tienen la particularidad de ser blogs orientados a ayudar a futuros viajeros. El mío en ningún momento ha nacido con esta intención práctica, más bien, quiere entretener, inspirar y sobre todo, hacer crecer en los lectores el deseo de salir a conocer mundo.

Es por ello que el mío, es un blog extremadamente personal, en el que cuento mis viajes del modo que más me apetece siempre. No es un blog práctico, lo sé, pero es precisamente lo que busco, que no lo sea. Para ello ya existen las guías de viaje, ¿no? Quiero que mi blog inspire. Simplemente esto.

 3. ¿Una canción que te inspire a viajar?

Welcome Home, por Radical Face
Es una canción que me inspira el mayor sentimiento que tengo al viajar: libertad. No concibo ningún viaje sin libertad, y es por ello que cada vez que la escucho, recorre por mis venas un sentimiento único e indescriptible que sólo hace que tenga ganas de colgarme la mochila al hombro y salir a conocer.

¿Alguna vez has soñado con dejarlo todo para viajar por el Mundo? ¡Yo también! Trabajaba de Arquitecto en Barcelona, tenía estudio propio y una vida que me encantaba. Pero un día tuve que plantarme y aceptar mis sueños: Quería vivir otras realidades, sin horarios ni calendarios. Viajar, escribir y fotografiar para conocer el mundo y para conocerme a mí mismo.

Leave a Reply

Tu email no será publicado
Los campos necesarios están marcados con *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>