conejo-alicia-800x600 © 2013 . All rights reserved.

Postales. X=Yo*(13). Sorake Beach

Está soñando pero no sabe que sueña. Camina por la calle, subiendo por la Riera junto al muro de su Colegio. Iba a entrar al edificio principal pero al final se queda por los patios. Como el Conejo de Alicia en el País de las Maravillas, sabe que llega tarde algo pero no sabe a dónde ni a qué.

Los patios están llenos de niños en hora de gimnasia y visten un uniforme deportivo de corte setentero desfasado al que buena falta le haría un ajuste a los nuevos tiempos -o al menos eso es lo que él piensa-. Junto al arenal del foso de salto –cuántas horas pasó allí excavando túneles y levantado puentes- de repente se cruza con el niño que fue en segundo de primaria ¿Tendría qué? ¿6 años? También están Silver y Pol, Uri y Txus, y Aleix, todos ellos –aun habiendo cumplido ya los 30- siguen siendo niños también. Ni se alegra ni se sorprende, está soñando pero no sabe que sueña. Así que continúa su deambular sin rumbo y se dirige hacia el edificio principal angustiado sabiendo que sigue llegando tarde a algo, que seguro ya no es gimnasia porque ahora ya sabe que es una clase ¿¡Pero cuál!?

En este ir y venir de repente le entran las prisas por ir al baño y da saltos de alegría y lo busca pero no está donde solía porque se lo han cambiado. Al final lo encuentra, desenfunda y mientras mea aliviado se da cuenta que estos baños son nuevos, sorprendentemente lujosos ¿¡De diseño!? Se sube la bragueta y sale para encontrarse de repente en el pasillo central del primer piso, que está como siempre: en penumbra y forrado de vitrinas que hablan del mundo natural y mineral y de mil curiosidades más. Un lugar muy singular que ocupa en un rincón muy especial en sus recuerdos.

Es ahora, estando aquí, cuando caigo en la cuenta que en realidad no llego tarde a ninguna clase. Que yo ya no estoy en el colegio, mi Colegio, en el que pasé 13 años de mi infancia y adolescencia -mi segunda casa-. Ahora sé que acabé hace ya muchos años y que en realidad ya cumplí los 30 y que estoy viajando por Asia. Pero resulta que este colegio no es el mismo al que yo fui, éste es muy especial: Todas y cada una de las clases a las que asistí están teniendo lugar al mismo tiempo, aquí y ahora. 13 años multiplicados por sus 9 meses, multiplicados por sus 6 horas diarias a 1 clase por cada hora. Más de 15.000 posibilidades que, como una gigantesca muñeca rusa, contienen capa tras capa toda mi historia hasta llegar al pequeñín de 4 años que confundió habas con cacahuetes, o que un día de lluvia vio un charco enorme en el patio y saltó dentro con los dos pies. La sola idea de poder reencontrarme conmigo mismo en este colegio mágico me hincha el corazón y ando loco de alegría tratando de recordarme en todas mis edades para decidir por cuál de mis yoes me gustaría empezar.

Mi madre aparece y me dice que me ha oído entrar en casa y salir, sin hacer ruido ni decir hola ni adiós –yo sigo de viaje por Asia, hace meses que me despedí y por algún extraño motivo pasé por allí antes de ir al cole-. No está enfadada, sólo me lo comenta y quiere que lo sepa. Papa hacía la siesta en la habitación y no me oyó. Yo lo sabía y tampoco dije nada.

• FIN •

¿Alguna vez has soñado con dejarlo todo para viajar por el Mundo? ¡Yo también! Trabajaba de Arquitecto en Barcelona, tenía estudio propio y una vida que me encantaba. Pero un día tuve que plantarme y aceptar mis sueños: Quería vivir otras realidades, sin horarios ni calendarios. Viajar, escribir y fotografiar para conocer el mundo y para conocerme a mí mismo.

2 Comentarios

  1. Me encanta lo onírico de este relato.

    Estoy leyendo un libro que se llama “Geografía del tiempo” y que habla de cómo cada cultura concibe el tiempo de manera distinta (te lo recomiendo), y justamente ayer escribí en uno de los márgenes del libro lo siguiente:

    White Rabbit: “I’m late! I’m late! I’m late”
    Alice: “Late for what?!”

    Ojalá pueda volver pronto a Asia.

    Saludos desde Buenos Aires :)
    petonets! (sigo practicando mi escaso catalán)

    • Buenas Aniko, ¡Qué bueno que viniste! ;)

      Pues tomo nota del libro que me citas porque llevo ya mucho tiempo leyendo novelas en inglés y me vendrá bien un buen cambio de aires y esto que me cuentas me suena rico rico :)

      Petonets from India también y a ver si antes de volver por Asia coincidimos en alguna de tus escapas a Barcelona y te muestro mi versión de la ciudad ;D

      Franc

Leave a Reply

Tu email no será publicado
Los campos necesarios están marcados con *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>