Postales. Da Roof is on Fire © 2012 . All rights reserved.

Postales. Da Roof is on Fire. Ho Chi Minh City

Durante 5 años el destino del Universo se decidió, noche tras noche, en La Roof de Gran Vía. Fue para mí, sin lugar a dudas, uno de los lugares paganos más Sagrados en los que nunca he estado. Para los no iniciados, les diré que La Roof no era más que el terrado del edificio donde vivíamos la casta irreverente de los R.A. y una jauría de gringuitos itinerantes que con su ir y venir enriquecieron nuestras vidas y nos brindaron algunos de los momentos más memorables de nuestro paso por Barcelona.

En La Roof tomé interminables baños de Luna regados con Voll-Damn. Oí confesiones inconfesables. Disfruté a solas de castillos de fuegos artificiales al son de Sigur Ros. Dí o recibí algún primer beso. Amaneceres tiritando en invierno y amaneceres tibios en esas noches de verano que no podían cerrarse sin una última visita a La Roof para comprobar que todo seguía en orden, que la ciudad despertaba correctamente y que el equilibrio del Universo seguía inalterado.

Y luego estuvieron las mil y una noches que La Roof  fue sólo para mí. El lugar donde se fraguaron 1000 sueños: soñar con viajar por el mundo, soñar con fotografiarlo todo, soñar con escribirlo. Bajo el bosque de antenas y los cielos de Barcelona. Con Montjuic y el Tibidabo siempre al fondo. Y mares de ventanas perforando las fachadas para iluminar con la cálida intimidad de los hogares la fría noche de la ciudad. Todo esto y más era La Roof.

Ahora, recién llegado a Saigon, tras escurrirme por callejones truculentos y preguntar en 7 hostales distintos consigo una habitación barata. Me suben hasta el ático, se medio abre una puerta y desde una terracita arranca una escalera que me lleva directo y de nuevo a La Roof. Es distinta pero es la misma.

Vuelvo a estar en casa y cuando cae la noche subo para comprobar que efectivamente el Universo sigue en orden, que todo está en calma y que el sutil vibrar del mar de azoteas, antenas y ventanas de Saigon es el mismo que el de Barcelona. Y aún siendo tan distintos, hasta ésto compartimos.

¿Alguna vez has soñado con dejarlo todo para viajar por el Mundo? ¡Yo también! Trabajaba de Arquitecto en Barcelona, tenía estudio propio y una vida que me encantaba. Pero un día tuve que plantarme y aceptar mis sueños: Quería vivir otras realidades, sin horarios ni calendarios. Viajar, escribir y fotografiar para conocer el mundo y para conocerme a mí mismo.

2 Comentarios

  1. CRU

    pèls de punta i casi llagrimeta… ;)
    (sempre ens quedarà la roof, VISCA LA ROOF!)

  2. Olé! Sempre és un consol que saber que n’hi ha d’altres, però com la d’aquella época poques :)

Leave a Reply

Tu email no será publicado
Los campos necesarios están marcados con *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>