7 © 2013 . All rights reserved.

FAQ/7 Las Rutas: ¿Cómo me las preparo?

¿Cómo escoger un camino cuando todas las rutas son posibles y en todas nos esperan maravillas por descubrir? Nada más personal que el método para escoger un Destino y preparar una Ruta.

A continuación os cuento cual usé -y fui depurando- durante 20 meses de viaje.

1. El Destino

Trazado de las rutas aéreas

Elegir destino es algo así como elegir pareja: Por mucho que afines en tu elección nunca puedes estar seguro al 100% de haber acertado de antemano, y de hecho ahí está gran parte de la gracia del asunto.

Aún así, solemos tener bien claro que hay cosas que no nos gustan, o con las que no nos sentimos cómodos, o que sencillamente no son para nosotros en este momento concreto. Vamos allá con 5 puntos a tener en cuenta para elegir correctamente nuestro destino ideal:

A/ ¿Qué estoy buscando?

¿Empezar por aquí? Obvio ¿Verdad? Pues no veas la veces que me he encontrado con gente decepcionada con un destino porque no era lo que andaban buscando. A ver, que sorpresas nos las llevamos todos -faltaría más, que aburrido sería viajar sino fuera así-, pero si lo que te apetece es relax vete a una playa al sur de Tailandia, pero no te embarques en un viaje por las carreteras de Laos. Y si lo que quieres es disfrutar de la naturaleza desbordante y variada, no te pases por Singapur, Bangkok o Saigón, a lo mejor Sumatra te da más juego.

Piénsate bien qué es lo que realmente quieres y te apetece, y olvídate de lo guay que sería poder contar historias de aventureros cuando lo que realmente quieres es descansar, y viceversa. Al final el mejor destino siempre es aquel que encaja contigo mismo en el momento de la vida en que te encuentres.

B/ Temporada

Lo primero que pregunto cuando alguien quiere alguna recomendación sobre un destino es ¿En qué fechas vas?

Te lo puedes pasar genial en todas partes, independientemente de lo que ocurra, pero sencillamente es un engorro viajar por el sudeste asiático o por India en plena época de lluvias. No te digo nada de hacer trekkings por Nepal en invierno… Estate atento y haz un poco de investigación por Internet o través de las guías de viajes (son 5 minutos).

Éste fue sin lugar a dudas uno de los condicionantes que más marco mi ruta. Acerté bastante menos en Sri Lanka donde me comí de lleno unas lluvias infernales precisamente por no haber consultado. Podría haberme esperado unas semanas y disfrutar mucho más del país, pero pagué mi torpeza no pudiéndole sacar todo el partido al destino.

C/ Presupuesto

Que en esta vida le damos una importancia desmesurada al dinero lo sabemos todos, pero claro, los que andamos con recursos limitados no tenemos otra opción.

¡Ya me hubiera gustado viajar 3 meses por Australia! ¡O regalarme 4 semanas en el Tibet! Pero he aquí el dato: eran lugares carísimos para mi presupuesto de mínimos así que pospuse ambos destinos hasta un futuro más boyante. Y no pasa nada: viajé durante 5 meses por India gastando apenas 1500€ y viviendo experiencias increíbles.

También se da el caso de gente que viaja en coche al país de al lado para no gastar mucho y acaba dejándose la bolsa y la vida en peajes, gasolina y hoteles baratos que no lo eran tanto.

Los precios varían de año en año, y dependen de muchos factores, pero para eso las guías de viajes tienen estimaciones, y para eso un servidor tiene una sección llamada Rutas de Viaje donde detalla precios -aunque al cabo de un par años estén desfasados, lo sé…-.

Así que -aún repitiéndome más que el ajo- te digo lo mismo de siempre: infórmate -guías, blogs, internet, …-, pregunta a otros viajeros, y llévate siempre más dinero del que hayas estimado -para ir más tranquilo o para darte un capricho-.

D/ Tiempo & Tamaño del país

Para gustos los colores y para viajar lo mismo. Cada uno que haga lo que crea que más le conviene, pero mientras más viajo más claro tengo que hay que acotar, que quien mucho abarca poco aprieta.

¿Cuánto tiempo crees que sería necesario para hacerse una buena idea de España? ¿Un mes, dos? ¿Y todo Europa…? ¿Cinco, seis…? Pero claro, cuando uno tiene 3 semanas de vacaciones y quieres visitar Indonesia, quiere visitar TODA IndonesiaSencillamente imposible.

Mi filosofía es la siguiente: si tienes tres semanas y quieres visitar Indonesia, no lo dudes: ¡Viaja a Indonesia! Pero coge un mapa, compárala con España -o con tu país de origen- y verás que si la quieres ver toda puede que te pases todo el día a la carrera, viendo sólo lugares súper turísticos y sin poder saborear el alma del país con calma.

Si no tienes todo el tiempo del mundo no pasa nada: Acota, acota y acota. Viaja tres semanas por Sumatra -podrías pasarte cinco tranquilamente sin aburrirte un minuto-, o por Bali y Nusa Tenggara. Pero no quieras verlo todo porque te gastarás un dineral en transporte -viajar lento es viajar barato- y al final habrás dejado pasar lugares increíbles que estaban justo a la vuelta de la esquina.

Yo siempre pregunto lo mismo cuando sale este tema a la palestra: ¿Ver un resumen de los mejores 15 minutos de una gran película -pongamos “El Padrino”- equivale a ver la película entera? Ni en broma…

E/ Actualidad & Seguridad

Por si no lo sabías, Barcelona es una de las ciudades del mundo con peor fama por lo que a los carteristas y trileros respecta. Aquí roban mucho, muchísimo, a los turistas y viajeros que vienen sin informarse sobre esta lacra.

Curiosamente los lugares por los que pasé me parecieron muy seguros, y en los que no me lo parecieron -todas las grandes ciudades de noche, de entrada, imponen respeto- no me arriesgué a andar borracho, una vez caída la noche, paseando mi cámara fotográfica y las joyas de la herencia de la abuela.

Un poco de sentido común: de entrada no hagas en el extranjero lo que nunca harías en tu país. Infórmate leyendo los apartados de seguridad de las guías -tienden a ser conservadores, a veces incluso paranoicos, pero casi mejor así- y haz un poco de búsqueda por internet sobre la situación actual del país.

Hay mucho cafre más chulo que un 8 que se va a zonas de conflicto como quien se va de postureo a Tailandia. Recuerdo de otro chico que iba por Egipto con una tienda de campaña que plantaba junto al río, hasta que un día un local le comentó lo de los cocodrilos gigantes del Nilo de 5 metros que literalmente se zampan a gente… Demasiado cafre más chulo que un 8 que se arriesga cometiendo imprudencias que un local nunca cometería, y luego, claro, ocurren cosas desagradables

Las cosas como son: el mundo está lleno de buena gente, es un lugar seguro siempre que sepas comportarte y tendemos a tenerle miedo a destinos porque “al amigo del amigo del amigo” le pasó no sé qué.

La ignorancia es la madre del miedo, así que infórmate bien, no hagas el cafre y sé valiente -que no temerario- a la hora de escoger tu destino. Arriesga un poco y sal de tu zona de confort. Es precisamente ahí cuando empieza la aventura de verdad y cuando el viaje se transforma en crecimiento y conocimiento.

2. El Método

¡Qué difícil hacerse una idea de un país aún habiéndolo visitado! ¡Y qué difícil aún más hacerse a la idea de un país sin tan siquiera haberlo pisado! Para preparar un país yo utilizo la Aproximación en Espiral, acumulando información progresivamente, de lo más típico y tópico -grandes polos turísticos- hasta los rincones con perfiles menos espectaculares -pero no menos interesantes-, al final todo suma. Poco a poco voy ubicando el país, tomándole la medida y cruzando información procedente del máximo de fuentes posibles.

7_2_spiral_3

Dándole vueltas a mi objetivo desde el máximo de ángulos posibles a medida que me voy acercando a mi destino y voy configurando mi conocimiento virtual del país para, una vez allí, poder improvisar con conocimiento de causa y minimizando torpezas. Lo creas o no, al final la Ruta se hace sola, todo se va poniendo en su sitio y más que planificar lo que haces es disponer las piezas en el tablero para que ellas mismas encuentren su sitio.

3. Las Fuentes

1. La Guía de Viajes

Mi asalto a un país comienza con la compra de una Guía de Viajes. Me la leo de cabo a rabo teniendo en cuenta los 5 puntos que te he comentado en el primer apartado. Si es necesario marco -con lápiz o post-it- las páginas y las cosas que me han parecido interesantes. Y ya con una primera idea general paso a la siguiente fase…

2. Los Blogs & Wikitravel

Soy bloguero porque antes fui seguidor de blogueros -y lo sigo siendo-. Los buenos blogs de viaje -no todos valen, hay muchos con contenidos pobres- son para mí una gran herramienta para contrastar información, para concretar información, y sobretodo, para hacerme una idea de un lugar en primera persona, sea con los escritos, sea con las fotografías. Peinad la red, buscad a vuestros blogueros de referencia y disfrutad de esta bendición de los tiempos modernos.

Wikitravel también es una buena herramienta porque ofrece buena información sobre transportes, bastante actualizada, y también información alternativa a los alojamientos que proponen las guías.

Si quieres saber más sobre los blogueros que sigo pásate por la sección Blogs & Fotos.

3. Panoramio

A menudo nos encontraremos con poca información gráfica sobre un lugar. O con dos lugares que parecen muy similares pero teniendo sólo tiempo o ganas de visitar uno. Hay que escoger, y hay que hacerlo con criterio, y para esto yo uso Panoramio.

Sencillamente añado un destino y la web me sitúa en el lugar con un montón de fotos -no necesariamente de buena calidad- que me ayudan a hacerme una idea más concreta de si vale la pena o no ese punto.

Insisto, para mí, sin lugar a dudas, una herramienta vital a la hora de formarme una opinión.

4. En Primera Persona

¿Qué mejor que alguien te lo cuente en primera persona? Aquel amigo, o el amigo del amigo que hace nada estuvo allá. No seas vergonzoso y si tienes oportunidad de quedar con alguien para invitarle a un café y que te cuente mil cositas que ya vivió, disfrutó y sufrió seguro que lo vas a agradecer durante el viaje.

5. Libros

Si por mí fuera intentaría leer decenas de libros antes de asaltar un país. Libros de historia, novelas, sobre religión, sobre sus artes y su arquitectura. Pero lo que pasa es que siempre nos falta tiempo. Aún así, tírate a la piscina, apaga la tele y cógete un buen libro sobre Myanmar. Que lo vas a agradecer y lo vas a saborear como si ya estuvieras allí. Y cuando finalmente llegues allá te llevarás algunos chascos, pero seguro que entenderás un montón de cosas que en la guía no están.

Ya en plan “enfermo”, lo que también hice mientras todavía estaba en Barcelona y preparaba Myanmar, fue ir a una librería de viajes, coger libros de fotografía del país, sentarme con una libreta e ir tomando nota de todos los sitios que me parecieran interesantes. Si vas a viajar durante 1 año está complicado, pero si sólo son 3 semanas está genial.

4. Concretando la Ruta

Llegados a este punto nos hemos leído la guía de cabo a rabo, muchos libros también, todos los blogs habidos y por haber, y hasta hemos hecho el freaky en una librería durante 2 horas apuntado nombres en una libretita. ¿Y dime tú qué hacemos con todo esto…? ¡Google Earth!

Mi herramienta definitiva donde vuelco toda la información dispersa, añadiendo literalmente chinchetas en el gran mapa del mundo y contrastando los destinos con Panoramio -está integrado en Google Earth-. Es fácil de usar y es increíblemente práctico para almacenar todas estas referencias sueltas. Te ayuda a encontrar la ubicación de sitios remotos, a ubicarte mejor y por ende acabar teniendo una idea mental más precisa del país.

7_4_conect-dots

¿Que cómo defino mi Ruta? Pues así, uniendo los puntos que hacen aflorar el recorrido más razonable, un simple proceso de centrifugación y estratificación de todos los factores que hemos comentado en los apartados anteriores. Combinando junglas, playas, ruinas, ciudades y también momentos de descanso. Intercalando grandes lugares épicos con exquisitos pequeños rincones anónimos.

Google Earth & las Rutas de Outteresting.com

País a país he ido recopilando esta información montada sobre Google Earth. Ahora puedes encontrar todas estas rutas con la posibilidad de descargarte los archivos y abrirlos en tu ordenador para empezar a trabajar en tu próximo Viaje.

Ruta China Ruta Myanmar Ruta Laos Ruta Camboya
Ruta Vietnam Ruta Tailandia Ruta Malasia Ruta Sumatra
Ruta Java Ruta Bali & N. Tenggara Ruta Sulawesi Ruta Imperio Khmer

5. Durante & Después

Durante el Viaje…

¿Qué hubiera sido de la carretera a Namhsan sin la recomendación de Fred? ¿Habría pasado aquellas noches a la lumbre de un brasero en el norte de Laos? ¿O me habría perdido las Islas Togian de Sulawesi de no ser por la conversación con Ana?

La Ruta  -como los planes en esta vida en general- se hace para seguirla mientras nos convenga y para saltársela a la torera si se tercia algo mejor. Viajeros y viajeras, todo lo que os he contado hasta ahora está muy bien, pero está incluso mejor si sois capaces de improvisar y combinarlo con nuevos destinos y sugerencias que surjan durante el viaje.

7_5_gilbert-garcin_3

Sed flexibles, no os atéis a calendarios absurdos que no responden más que a nuestras histerias personales. Una de la bendiciones de la Ruta es que no hay más plan que el que tú decidas cuando te levantes por la mañana -aunque luego haya causas de orden mayor, como aviones que tomar o visados que caducan-.

Mientras viajes pregunta, pregunta y pregunta a los viajeros con los que te cruces. ¿De dónde vienes? ¿A dónde vas? ¿Y que te impresionó? Una fuente de información fresca y de primera mano que también puede derivar en “el comienzo de una gran amistad”.

Planeando 20 meses de viaje...

Me preguntaba un día, una muy buena amiga mía que es toda ella muy organizadora, a ver cómo me lo hice para montar un viaje tan largo y tan variado. Ella presuponía que toda la parrafada que os he contado era algo que hice para todos los países y ya desde el principio.

La verdad es que no. Sería muy difícil y cansino. El viaje lo planeé sobre la Ruta misma, atendiendo a criterios más o menos generales como las épocas de lluvias y a ir pasando por tierra -ferry en Indonesia- de un país a otro sin tener que dar muchos rodeos.

Preparar un país tal como os he contado es algo que haces en 2 tardes, ponle 3. Y luego sobre el camino vas afinando y concretando información vía internet, viajeros y guías de viaje. Tampoco nos agobiemos que no se trata de eso. Y a más a más, con el tiempo le vas pillando el truco y es por eso que Sri Lanka y Nepal los preparé desde allí mismo.

Después del Viaje…

Seguiremos leyendo, seguiremos viendo películas y documentales, seguiremos preguntado a los viajeros con los que no crucemos haciendo cañas a la vuelta a nuestras tristes urbes grises.

Un Viaje tiene un principio pero en realidad, si viviste y sentiste el alma de un país, un Viaje nunca llega a su fin. Seguiremos soñando con la gente que conocimos, queriendo saber más sobre su historia, sobre su arte, sobre su actualidad. Ahora ya desde la distancia, separados por océanos y desiertos que nunca serán lo suficientemente profundos, ni lo suficientemente anchos como para hacernos olvidar.

¿Alguna vez has soñado con dejarlo todo para viajar por el Mundo? ¡Yo también! Trabajaba de Arquitecto en Barcelona, tenía estudio propio y una vida que me encantaba. Pero un día tuve que plantarme y aceptar mis sueños: Quería vivir otras realidades, sin horarios ni calendarios. Viajar, escribir y fotografiar para conocer el mundo y para conocerme a mí mismo.

2 Comentarios

  1. fantástico…!, uno de los mejores sitios para recomendar…!, gracias por tremendo aporte, abrazos…!

Leave a Reply

Tu email no será publicado
Los campos necesarios están marcados con *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>