Referentes. Presentación

Suelen coincidir todos los credos en un hecho diferencial entre los hombres y los dioses. Y es que los dioses a diferencia de los hombres sí son capaces de crear a partir de la nada. En cambio nosotros los humanos siempre partimos de algo, y consideramos genios no tanto a aquellos que crearon de la nada como a aquellos que fueron capaces de sintetizar de una manera completamente nueva elementos que ya existían anteriormente.

Nadie parte de cero y yo, a pesar de la autoconcepción semidivina que tengo de mí mismo, no iba a ser una excepción. Antes de empezar a viajar y escribir hacía ya meses, y en algunos casos años, que seguía a algunos viajeros y a sus viajes. A otros los he ido descubriendo por el camino. Y más allá del simple hecho de viajar, todos tienen –tenemos- en común unas ganas enormes de contarlo para compartirlo. El cómo es lo que nos diferencia, y así que cada uno tiene su espacio, su ritmo y su arte para hablarnos de su camino.

Abro una sección nueva que titulo “Referentes” porque eso es lo que son. No son lo que soy, son en cierto modo y cada uno a su manera, lo que aspiro a llegar a ser. En esta presentación-selección de viajeros que decidieron contar su historia a su manera –también los hay que viajan en silencio- hay perfiles muy distintos con blogs de viaje muy distintos y precisamente por eso escogí éstos y no otros. En algunos admiro sus textos, en otros me atrapan más sus fotos y con los más sencillamente comparto sus puntos de vista y sus sueños independientemente de su manera de contar las cosas. Todos y cada uno de ellos son para mí un desafío para mejorar y no sólo en los relatos o en las imágenes, leerles me plantea retos en mi forma de viajar y de afrontar la vida. Son propuestas vitales distintas y es a partir de esta diferencia que me complementan. Ponen de manifiesto los caminos que todavía me quedan por recorrer y me dan pistas sobre cómo hacerlo.

Escribimos o posteamos para compartir, pero en cierto modo, o al menos ése es mi caso, escribimos también para animar y desafiar –en el mejor sentido de la palabra- a aquellos que todavía dudan aún sabiendo y teniendo claro cuáles son sueños y sus anhelos. En mi caso, algunos de estos blogs fueron la brisa que avivó las brasas de mis ganas de viajar hasta convertirlas en llama.

Éste es mi pequeño homenaje a aquellos que admiro y que por lo tanto aspiro llegar a ser sin dejar de ser yo mismo. Algunos son mayores que yo, otros más jóvenes, algunos han visto más mundo que yo, otros menos, pero todos decidieron contar su historia de un modo me ha parecido especial y del que espero seguir aprendiendo.

Sean bienvenidos y espero que les inspiren tanto como a mí…

 

Referentes. Ignacio Izquierdo en “Crónicas de una cámara”

Es carnaval y hay una fiesta. La temática: Superhéroes. Fácil y resultona pero está vez pasaré de Batman, de Spiderman o del Increíble Hulk. Yo voy de Ignacio Izquierdo, ¡Mi Superhéroe!

¡Sí! El pelo bien corto, unas gafas de pasta y perilla. Camiseta freaky guay de las que molan y que no se encuentran en cualquier parte. ¡Y la cámara! La cámara, el portátil, las lentes –tendré que comprar la de 50mm para los retratos-, los discos duros y dios me libre de dejarme el trípode en casa. Estoy listo y me voy para la fiesta pero me lo he pensado mejor y ya puestos me voy para el aeropuerto. Y me cojo un vuelo y empiezo un viaje alrededor del mundo, vestido de Ignacio de Izquierdo, el Superhéroe que llama a la rebelión y la decepción de los claman que “ya ha llegado el momento de sentar la cabeza”.

Yo no sabía lo que era un blog y tampoco sospechaba que en breve acabaría aprendiendo a bucear. Los míos no se habrían creído que –sin carnet de conducir a los 30 años- surcaría las carreteras del sureste asiático montado en moto. Y ahora que hecho la mirada atrás puedo decir que mucho de lo que ha ocurrido bajo el dominio www.outteresting.com viene dado porque un buen día Vicenç me habló de las “Crónicas de una cámara”.

Entras y te enganchas a sus fotos, ¡Qué fotones! Entras y te lees algunas aventurillas del bueno de Ignacio y cuando terminas le estás dando ya al siguiente post para ver qué pasó luego. El “Canario Milenario” y “Cascajo” y su lucha de titanes por conseguir un vuelo que estaba lleno pero que en realidad iba vacío para salir finalmente de una isla perdida. Ignacio puede con todo: océanos, junglas, montañas, volcanes y gringos forajidos en las aduanas. Su viaje me inspira porque nació de un revés inesperado y del final precipitado a su etapa tokyota. Y en vez de hacer las maletas y volver con el rabo entre las piernas, agarro el calcetín y le dio la vuelta del revés y se lo creyó y apostó por reinventarse y dejar su oficio para entregarse a su pasión hasta convertirla en su nueva profesión.

Durante meses, muchos meses, entre plano y plano de Autocad levantaba la cabeza por encima de la pantalla y le preguntaba al Gran León aquello de “Oye, ¿Qué hace ahora Ignacio?” y el León me hablaba de su paso por la polinesia francesa y de lo mucho que echaba de menos el Mister Mister de Indonesia. A veces era yo el que se había dejado caer por el Blog y le pasaba el parte a Joan. Darder, nuestro jefe, nos miraba de refilón y entre cómplice e incrédulo se preguntaba en voz alta el porqué de tanto revuelo. Joan y yo lo sentenciábamos con un incondicional “¡Tío! ¡Es Ignacio Izquierdo!”. Con eso bastaba porque detrás de ese nombre estaban nuestros sueños por cumplir, pero sobretodo, el camino a seguir.

Me alegro de haber jugado a ser “Ignacio Izquierdo Viajero” porque tras 11 meses y muchos otros blogs siento que he conseguido ser “Franc Pallarès López Viajero”.

Las “Crónicas de una cámara nunca fue un Blog de Viajes, las “Crónicas de una Cámara” fue el alter ego de Ignacio y durante más de 6 años ha venido siendo el espejo que nos muestra la evolución de una alma inquieta que no se conforma con ser lo que los demás esperarían de él. Sueña y piensa por cuenta propia, y eso, engancha.

Y a continuación la micro-entrevista a Ignacio Izquierdo en “3 preguntas con sus 3 respuestas”…

1. ¿Qué significa para ti “Crónicas de una cámara”?

“Crónicas de una cámara”, mi blog personal, no deja de ser mi escaparate de fotos y vivencias -en ese orden-. Es lo que veo y como lo veo, siempre intentando capturar con la fotografía los sitios por donde viajo. Al menos ahora es así pero empezó como un blog bastante personal en un momento en que cambié mi vida por completo y me fui a trabajar a Londres. Después vino una temporada a Japón, una vuelta al mundo y los viajes que voy haciendo ahora. La mejor definición podría ser la de un diario de vida -algo desordenado- a través de la fotografía.

2. ¿Qué es lo que te gusta de tu Blog?

Me gusta por que me conecta con el mundo, me ayuda a esforzarme en mejorar mi manera de hacer fotos, porque me ayuda a enseñar sitios a quién no los ha visto y a recordarlos a quién ya pasó por ahí, porque es honesto, sincero y no tiene más pretensión que compartir. Porque tiene un poquito de mí en cada foto y es la mejor manera de definirme.

 3. ¿Una canción que te inspire a viajar?

“Thursdays”, por Asobi Seksu
Es una canción muy especila para mí, tiene a la vez nostalgia por lo que dejas atrás y energía suficiente para ir a por lo que tienes por delante. Llegó a mi -sí, llegó, apareció en mi vida-, cuando me tuve que ir de Japón en uno de los momentos más inciertos de mi vida. Con ella de despedí del país Nipon y preparé la mochila para recorrer mundo.

 

Referentes. Aniko Villalba en “Viajando por ahí”

Aniko Villalba se ganó un puesto vitalicio en mi panteón ibérico de divinidades paganas cuando, al preguntarle por una canción viajera, me salió con los Calle 13. Sólo le faltaba ese naipe para completar la baraja.

La victoria de Aniko es la victoria de los ilusos, los inocentes y los pesados. Llegó un día que Aniko, esta argentina de 26 años, se dejó de historias y empezó a creerse sus sueños sin el permiso ni el consentimiento de nadie. Se creyó que más que viajar de vez en cuando podría ser una Viajera Profesional. Y que si mientras viajaba también escribía, entonces es que era Escritora, y que si mientras viajaba también fotografiaba, entonces es que era Fotógrafa. “No me llames iluso porque tenga una ilusión” reza la canción. Aniko la ilusa, la inocente que no sabe en qué mundo vive para plantearse vivir viajando, Aniko la pesada que tiró pa’ lante con su camino hasta convertirlo en una realidad incuestionable, para los demás, pero sobretodo para ella misma. Aniko ya no está viajando, Aniko es Viajera.

“Viajando por ahí” es un de esos blogs que siempre consulto cuando me planteo el asalto a un nuevo destino. Releo los post del país y los cruzo con las guías y con mis otros blogs de referencia. Tras mi paso por los lugares, a veces estoy de acuerdo con lo que cuenta, y otras no. Pero ésa no es la cuestión. La cuestión es que Aniko firma los artículos desde su honestidad y desde las ganas de inspirar y orientar a los que dudan antes de viajar. Su blog es variado y ameno y te puedes perder en él durante un buen rato en secciones y experimentos varios. Son esas ganas de no estancarse y de seguir probando otras manera de contar sus vivencias lo que también me atrae de ella. Es la profesionalidad bloguera que está alcanzando y que hace que rebusque en sus páginas para seguir aprendiendo. Aniko moviliza a las masas en las redes sociales porque contando su historia sabe conectar con la gente, y sin querer impresionar impresiona precisamente por eso, por ser una ilusa que se creyó su ilusión. Una ilusión que convirtió en realidad y que durante muchos meses me hizo pensar que si Aniko pudo yo también podría.

Aniko viaja despacio, sin prisas. Ponerse medallas y llenarse el pecho de destinos viajeros conquistados no parece ser una de sus máximas ambiciones. Por sus textos se denota que lo quiere es empaparse bajo la lluvia de las nuevas experiencias y de los nuevos lugares, y eso demanda tiempo y paciencia, pero sobretodo unas ganas sinceras de comprender al otro más allá de los límites de uno mismo.

Una de sus máximas reza “si querés viajar, viajá“. Para mi sintetiza la esencia del Estilo Aniko. Si deseas algo realmente y sientes dentro de ti que perteneces a ese lugar no esperes a que te den permiso, se valiente y vete a por ello.

Y a continuación la micro-entrevista a Aniko Villalba en “3 preguntas con sus 3 respuestas”…

1. ¿Qué significa para ti “Viajando por ahí”?

“Viajando por ahí” es mi catársis, es mi manera de compartir mis viajes (y mi vida) con el mundo, es el recurso que utilizo para inmortalizar (aunque sea de manera efímera) mis vivencias y para no olvidarme de nada.

2. ¿Qué es lo que te gusta de tu Blog?

Mi blog me gusta porque es personal, es mío, me refleja, me acompaña. En mi blog tengo total independencia de decir y hacer lo que quiera, soy yo quien toma todas las decisiones. Me gusta porque es variado, porque el estilo de los textos va cambiando acorde a mi humor y porque puedo utilizar constantemente la creatividad e inventar formatos nuevos.

 3. ¿Una canción que te inspire a viajar?

“Pa’l Norte” , por Calle 13 y Orishas
Fue la canción que me acompañó durante todo mi viaje por América latina. La primera vez que la escuché, en un velero cruzando de Colombia a Panamá, sentí que la letra estaba escrita para mí, que me hablaba directamente a mí: “Un nómada sin rumbo / la energía negativa yo la derrumbo / Con mis pezuñas de cordero / me propuse recorrer el continente entero / Sin brújula, sin tiempo, sin agenda…”

“I am the highway”, por Audioslave
Una canción súper rutera. Cada vez que la escucho, esté viajando o no, me transporto a una ruta, siento que avanzo en un bus o coche, con la ventanilla baja, el brazo apoyado y el viento que me da en la cara…

 

Referentes. Serge Maheu en “Un hombre y su cámara”

Serge es otro bloguero viajero que conocí en ruta y durante 3 semanas por Laos compartimos camino, destino y obsesión: la Fotografía.

Más que hablar de él – ya lo hice extensamente en su momento – , prefiero hablar de sus respuestas, pero sobretodo de su relación con su cámara y con la fotografía como ampliación de la consciencia durante el viaje. Realmente nunca lo llegamos a comentar en el tiempo que compartimos pero suscribo letra a letra y palabra por palabra su respuesta. La cámara como órgano externo de percepción no sólo visual, también sensorial. La cámara como instrumento de aproximación y conexión con el entorno y con las personas. La cámara como punto de apoyo para transmitir y compartir un mensaje: el de la belleza en los pequeños y en los grandes detalles, la belleza en todas partes, en lo “feo” y en lo “bonito”. Serge define a la cámara como su sexto sentido, yo siempre la pienso como mi tercer ojo. Le ponemos motes distintos pero significa lo mismo.

Les recomiendo que se paseen por su blog –“El hombre y su cámara– para deleitarse con sus fotografías, pero les “exijo” que le dediquen un tiempo extra a sus videos. Sólo se me ocurre una palabra: Exquisitos.

Serge es un informático que soñó con ser fotógrafo y que recientemente ha vendido su alma al arte del video. Serge no se conformó con lo que tenía y con el “cómo lo veía” y ahora tiene y ve más cosas gracias a sus cámaras y a sus lentes, y consciente del tesoro que atesora quiere compartirlo con nosotros.

Y a continuación la micro-entrevista a Serge Maheu en “3 preguntas con sus 3 respuestas”…

1. ¿Qué significa para ti “Un hombre y su cámara”?

Al principio, cuando tuve que decidir un nombre para el blog tenía en mente “El hombre de la cámara”, en referencia a una película experimental rusa del 1929. Es una película visual, sin argumento, actores o intertítulos. Antes de empezar a trabajar con vídeo yo era fotógrafo, de modo que todo lo visual y las imágenes siempre han sido muy importantes para mí. Pero acabé cambiando el nombre por algo más simple: Un homme et sa camera” (Un hombre y su cámara).

Representa bien quien soy cuando viajo: un hombre corriente con una sola cosa importante en su mochila: su cámara. El resto es fútil. Suelo viajar solo durante semanas y meses y mi cámara acaba convirtiéndose en mi mejor amigo, mi compañero de viaje. Nunca viajaría sin ella. Es lo que me da vida y me mantiene ocupado: Nunca me aburro con una cámara en mis manos. Me impulsa a tomarme mi tiempo al observar a la gente en su día a día, mirar los paisajes desde un nuevo ángulo, o ver pequeñas cosas en las que nunca habría reparado de no ser por la fotografía. Mi cámara se convierte en mi sexto sentido.

2. ¿Qué es lo que te gusta de tu Blog?

Es un blog sobre mi propia experiencia viajando, pero poniendo el énfasis en lo que perciben mis ojos y mis lentes –fotográficas-. No creo que sea muy diferente de muchos otros blogs, pero creo que a la gente le gusta porque su punto fuerte es la fotografía y las imágenes que narran una historia. Tan solo unas pocas palabras dan soporte al material gráfico y todo esto hace que sea fácil de visualizar y comprender para el lector.

Sólo muestro las que considero mejores fotos para intentar mantener un cierto nivel de calidad. No doy muchos detalles de cómo viajar, dónde ir, qué hacer, pero quiero brindar a la gente -especialmente a mi familia y amigos- la oportunidad de viajar conmigo. Pero por encima de todo, con mi blog y el material publicado, quiero mostrarles una mejor perspectiva de lo que realmente significa viajar por el mundo como mochilero.

 3. ¿Una canción que te inspire a viajar?

Svefn-g-englar, por Sigur Rós
Cuando escucho a Sigur Rós siento que floto y que viajo por el espacio. Su música es la banda sonora perfecta para un largo viaje en bus o un trayecto en tren a través de maravillosos paisajes montañosos. Fue especialmente genial durante mis últimos viajes a Islandia, las Islas Faroe y Escocia.

Dayvan Cowboy, por Board of Canada
La mejor pieza chill-out de todos los tiempos (The best chillout musical piece, the “best ever-ever”). Las imágenes del videoclip simplemente encajan perfectamente con la música. Cuando la escucho me entran unas ganas locas de irme lejos de casa , al espacio exterior, y volver más tarde para recoger la tabla y pasarme el resto de día surfeando.

Referentes. Javier Ballester en “Mi vuelta al mundo”

No tengo ni la más remota idea de cómo llegué al blog de Javi. Estaba navegando por la red, consultando decenas de blogs y me crucé con “Mi vuelta al mundo”. Lo leí por encima, me gustó y lo guardé. Más tarde volví y volví y volví a volver. Me gustaba como contaba las cosas, así de simple.

La red está llena de blogs que dicen ser de viajes pero la mayoría son compilaciones de destinos turísticos predecibles, y lo que cuentan y el cómo lo cuentan ya lo hacen las guías -soy fan de las guías, usadas siempre con mesura-. Me pareció y me lo sigue pareciendo que “Mi vuelta al mundo” es un blog de un viaje, de su Viaje. Podrá contar cosas prácticas y hablar de destinos turísticos, pero por encima de todo es el hijo que parió en ruta y que va más allá de un simple secuencia de acontecimientos diarios.

Siempre he sido reacio a los conceptos como “dar la vuelta al mundo”, pero la respuesta de Javi me hace replantearme mis prejuicios. Dar la vuelta al mundo como un abrazo, para tomar consciencia de la dimensión real de las cosas, de los países y de las gentes y de sus paisajes. Dar la vuelta al mundo para comprender y aceptar su continuidad . Ok, Javi 1 – Franc 0.

No conozco en persona a Javier Ballester pero por lo que leo en “Mi vuelta al mundo” y por sus tres respuestas a mis tres preguntas, tengo la certeza que nos caeríamos bien. Tuvo el valor de mirarse al espejo y decidió que no quería dejar que llegará el día en que tuviera que arrepentirse de no haber hecho todo lo posible por dar su vuelta al mundo. Y tuvo el valor de hacerlo a los 42 años. Yo pensé que estaba ya llegando tarde por haber cumplido los 30 y descubrir a gente como Javi me hace darme cuenta de un cosa: No son los años, es la actitud, y si tienen las cosas claras y la actitud adecuada nunca es tarde para dejar de soñar y empezar a vivir.

Y a continuación la micro-entrevista a Javier Ballester en “3 preguntas con sus 3 respuestas”…

* Sobre la Foto: Javi es el del sombrero / En esta foto estoy con Fransua. Instantes después partiríamos con la canoa que nos compramos y los víveres -en la bolsa de plástico- a navegar por la amazonia. Ese mismo día cruzaríamos la frontera de Ecuador con Perú por rio. Estábamos cagados de miedo al mismo tiempo que deseábamos partir.  No teníamos apenas información del trayecto. Es la amazonia.

Ese día fue grande, muy grande !! Llevaba escasos 10 días de viaje. Ahí me dije: “Javi, vas a vivir la experiencia de tu vida en este viaje”.

1. ¿Qué significa para ti “Mi vuelta la mundo”?

“Mi vuelta al mundo”, entre otras, era la forma más concreta de llamar al blog donde iba a ir vertiendo lo que mi viaje fuese deparando. Óbviamente, no todo. Pero sí las cosas que pudiesen hacer que quien está al otro lado pueda acercarse lo máximo posible dentro de las circunstancias a mi experiencia. Uno cuando se plantea un viaje de esta índole lo hace por muchos motivos y de formas muy diversas.

Yo siempre soñé con salir por un lado y volver por el otro. Me daba igual cual. Quería saber y vivir esa experiencia. Es como arropar al mundo en tus brazos. Tomar la medida. Hoy gran parte de éste está en mi cabeza en tres dimensiones. Puedo cerrar los ojos y volver a darla con noción de husos horarios, estaciones, carreteras, ríos, culturas, comidas. Todo tiene continuidad. También porque me la planteé lo mas terrestre posible. Realmente lo menos aérea posible. Mi vuelta al mundo es también Mi sueño. Bueno, era mi sueño. Antes de llevarla a cabo, me angustiaba la idea de que llegase un día y no hubiese cumplido uno de mis mayores sueños, darla.

2. ¿Qué es lo que te gusta de tu Blog?

Me gusta porque es lo que es. Es el blog de mi experiencia por el mundo. Es mi hijo virtual. Lo he cuidado con cariño desde que lo inicié. Fue un gran esfuerzo alimentarlo. Era responsable de seguir alimentando el sueño de todos aquellos que habían decidido seguirlo. Además de que mi familia y amigos viajaban conmigo a través de él. O por lo menos, los acercaba un poquito más.

Creo que le gusta a la gente porque muchos dejan volar su imaginación en él. Cuento las cosas a modo de diario/guía y reflexivo. Aunque con los días esto fue cambiando. Se fue adoptando al viaje. Los mapas con la ruta me han dicho que les gusta. Se ubican geográficamente. No todo el mundo tiene el mundo en su cabeza. Los detalles de ver donde he dormido… hay algunos detalles que parece ser que gustan. También creo que gusta por su sencillez y orden. Esto último me importaba mucho cuando lo concebí. Aunque realmente, quienes deben decir porque le gusta son los lectores.

3. ¿Una canción que te inspire a viajar?

Me llevé muchísima música. Pero me pasé gran parte del viaje escuchando a Los Piratas y a Iván Ferreiro, su vocalista en solitario. Impresionante!!! Era lo único que me apetecía escuchar. Digo esto porque otra de mis pasiones es la música. Devoro música. Pero esta vez fue diferente. De entre las canciones, quizás destacar ésta: Ansiedad,  Los piratas.

Esa melodía hipnótica y profunda, e inicio de canción diciendo “Estoy intentado encontrar las palabras” era como sumergirme en un sueño que me llevaba a seguir la búsqueda de mi viaje. Porque lo que sí que es cierto, es que la constante búsqueda, es algo innato en el viajero.

Referentes. Blai Taberner en “Una vida en mil viajes”

Ayer hablé con Blai. Él sigue su viaje, yo el mío. Ayer Blai andaba por Xian, en China, mientras yo tomaba el fresco frente al lago Maninjau en Sumatra. Chateamos un rato como si nos conociéramos de toda la vida pero la verdad es que fue en este mini-universo virtual de viajeros blogueros donde nuestros caminos se cruzaron. Cosas de la vida y del viaje quisieron que coincidiéramos una noche en Bangkok y que nos encontráramos en el infame Khaosan Road para tomar una cerveza en uno de los callejones adyacentes con los Hermanos León, viajeros como la copa de un pino pero que viajan en silencio, sin blogs ni audiencias.

¿Con qué me quedo de Blai? Pues me quedo con la foto que me mandó para este post. Una imagen vale mil palabras y en esta foto se puede ver que ante todo hay energía y ganas, muchísimas ganas. Ganas de ver mundo y de aprender, de exponerse a la realidad para dejarse moldear. Ganas de crecer sin dejar de ser joven -ambas cosas sí son compatibles- y ganas de compartir. Me gusta como cuenta las cosas, de manera ágil, amena y personal. Y me gustan también sus fotos y comprobar como va mejorando a marchas forzadas en este campo. Parece ser que Blai, más que crecer, se está expandiendo, y aunque pueda parecer lo mismo no lo es.

Tras dejarse caer por su blog, “Una vida en mil viajes”, todo el mundo destaca su corta edad. Blai tiene 18 años y ha viajado un montón. Primero con su familia y finalmente consigo mismo. En septiembre empezará Antropología en la Universidad -formación perfecta para un adicto a los viajes- y dentro de un mes aterrizará en Barcelona tras 6 meses por Asia. Pero lo más interesante de Blai no su fecha de nacimiento, para mí lo más intersante de Blai es su actitud.

Al leer un blog tienes la sensación que conoces a una persona. Te parece que por sus fotos y sus escritos te puedes hacer una idea de cómo es. Con Blai creía lo mismo y pensaba que iba a encontrar a un post-adolescente viviendo a mil revoluciones por minuto, pero no. Blai es un tipo calmado, tranquilo, se le ve muy sereno y tiene pinta de saber escuchar. En Bangkok no coincidimos más que un par de horas, pero tengo claro que nos quedan unas cuantas birras pendientes cuando volvamos a encontrarnos por Barcelona, Granollers o Mataró. O puede que sea en Varanasi, en Teherán o Istambul, quién sabe. Mientras tanto el seguirá su camino y yo el mío y ambos se cruzarán en el punto donde las ganas de soñar lo pueden todo.

Como reza en su blog y predica con su ejemplo: “los sueños están para ser cumplidos, y lo mejor de todo, es que los sueños se cumplen“. Fins la propera company!

Y a continuación la micro-entrevista a Blai Taberner en “3 preguntas con sus 3 respuestas”…

1. ¿Qué significa para ti “Una vida en mil viajes”?

Para mí, “Una Vida en Mil Viajes” significa un sueño, una meta, un objetivo. Aspiro a vivir una vida cargada de viajes, de nuevas experiencias y sobre todo de nuevos aprendizajes constantes. Es por ello que “Una Vida en Mil Viajes” es la plasmación del camino que espero, algún día me lleve a esta meta. Aunque bien mirado, quizás este día nunca va a llegar, pues el camino puede ser infinito y la meta simplemente una fantasía.

2. ¿Qué es lo que te gusta de tu Blog?

Me gusta mi blog precisamente porque es mío. Muy mío. Me explico: hay centenares, por no decir miles, de blogs de viajes en la actualidad, pero la gran mayoría de ellos tienen la particularidad de ser blogs orientados a ayudar a futuros viajeros. El mío en ningún momento ha nacido con esta intención práctica, más bien, quiere entretener, inspirar y sobre todo, hacer crecer en los lectores el deseo de salir a conocer mundo.

Es por ello que el mío, es un blog extremadamente personal, en el que cuento mis viajes del modo que más me apetece siempre. No es un blog práctico, lo sé, pero es precisamente lo que busco, que no lo sea. Para ello ya existen las guías de viaje, ¿no? Quiero que mi blog inspire. Simplemente esto.

 3. ¿Una canción que te inspire a viajar?

Welcome Home, por Radical Face
Es una canción que me inspira el mayor sentimiento que tengo al viajar: libertad. No concibo ningún viaje sin libertad, y es por ello que cada vez que la escucho, recorre por mis venas un sentimiento único e indescriptible que sólo hace que tenga ganas de colgarme la mochila al hombro y salir a conocer.

Referentes. Javier de la Varga en “Bicicleting”

Supongo que dirá la teoría del juego que mientras más fuerte apuestes mayores podrán ser tus ganancias, y de paso también tus pérdidas.. En el universo de los viajes puede que se puedan establecer similitudes, pero una cosa lo distingue del azar: no importa tanto lo que puedas perder como lo que puedas soportar. Por lo tanto, si estás dispuesto a apostar fuerte y a soportar mucho, lo que venga por delante sólo puede ser una cascada de vivencias inigualables.

Con el Bicicleting.com” de Javier de la Varga cierro este pequeño ciclo de “Referentes“. Creo que Javier ha sido el más escueto de todos los “entrevistados” y ha sido sobre el que más he tenido que insistir -cuando lean su blog entenderán porque tenía la agenda complicada- . Insistí porque quería que estuviera aquí, y en su caso no tanto porque sea un referente presente sino porque lo considero “Un Referente Futuro”. Lo suyo ya no es viajar, ni tan siquiera ser Viajero, lo suyo es algo más, algo que no alcanzo a definir con una sola palabra.

Releyendo su blog tengo la sensación que realmente su viaje lo es Todo, que está tan fundido con su existencia en el presente momento que resulta imposible plantear conceptos como “¿Qué hacías antes? ¿Qué harás después? ¿Cual es tu oficio? ¿Cómo te ves en 10 años?”. Recorrer el mundo, durante más de 650 días montado en su bici, con sus propias fuerzas, cruzando puertos de montaña de más de 5000m de altitud, bajo el frío, la lluvia o el sol. Estar a la merced de los elementos, de las demasiado insistentes miradas curiosas, de todo al mismo tiempo y a la vez. Y aún así seguir el viaje, sonriendo, con ilusión, escribiendo, fotografiando, viviendo, creciendo, madurando. ¡Diós! Dice que tiene 28 años, pero ¿Cuántos años tendrá realmente?…

Y a pesar de todos los duros momentos y los sinsabores, Javier, que está curtido por el derecho y por el revés, que ha viajado a el corazón de las miserias y la alegrías de este mundo en sus niveles más extremos, sigue siendo consciente de que su viaje es un privilegio sólo accesible a los que venimos del mundo de los ricos. Un privilegio que parece querer utilizar para equilibrar la balanza contándonos lo que ya sabemos pero que parecemos querer obviar y olvidar en nuestro día a día: La vida en este planeta es cosa jodida para una gran mayoría y, nos guste o no, tarde o temprano tendremos que tomar partido.

No me atrevo a imaginarme haciendo su viaje. ¿Cuánto duraría? Creo que poco o nada, y aun así no puede dejar de pensar, muy de vez en cuando, cómo sería viajar de ese modo y a qué nivel de experiencias vitales se puede llegar. Me pregunto tambíen si después de un viaje así, hay marcha atrás y me temo que no.

Cuando alguno de los de casa hace uso de la palabra “valiente” para definir mis viajes y mis andanzas no puedo no sentir cierto “rubor”. Franc Pallarès López y su Outteresting.com no son valientes, los valientes son Javier de la Varga y su Bicicleting.com. Y si no lo creen pasen y vean y dense una vuelta por este blog que es un bofetón en la cara que no duele, pero que es capaz de despertar a los corazones sensibles más alergatados.

Y a continuación la micro-entrevista a Javier de la Varga en “3 preguntas con sus 3 respuestas”…

1. ¿Qué significa para ti “Bicicletting.com”?

Bicicleting.com significa vivir sobre la bicicleta. Un modo de vida sin prisas,sin ruido, sin contaminacion y donde sea el esfuerzo de uno mismo el que te lleve a los lugares. No importa el destino, sino el camino ademas de vivir en constante harmonia con la naturaleza. Eso es lo que “Bicicleting.com” significa para mi.

2. ¿Qué es lo que te gusta tu Blog?

Intento que mi blog sea algo facil y sencillo de seguir. Fácil de perderse por él y que a traves de historias fotográficas la gente pueda aprender de las cosas más bonitas, pero siempre sin olvidarme de los mas desfavorecidos.

Es un blog que pretende concienciar a la gente de aquello que nos rodea, sea bueno o malo, para hacernos sentir afortunados por lo que tenemos, y de esa manera intentar cambiar la mentalidad de nuestra enferma sociedad.

3.  ¿Una canción que te inspire a viajar?

Home, por Hepcat
Podría ser la banda sonora de mi viaje. Sencilla pero que me recuerda los momentos más dulces de la ruta.